sábado, 9 de septiembre de 2017

Posadas se llenará de color con "Uniendo Piezas"

La cuarta edición del encuentro de graffiti nacido en Necochea (Buenos Aires) se realizará en la tierra colorada del 15 al 17 de septiembre. Tres días donde los mejores exponentes del arte urbano del país llenarán de color el parque Vicario de Posadas.
Uniendo Piezas 4, es un evento creado por el grafitero necochense Alan Toledo, conocido en su ambiente también como Little Foffo y en sus tres ediciones anteriores se realizó en Necochea y esta es la primera vez que el encuentro internacional sale de esa ciudad.
Cabe recordar que Uniendo Piezas es el nombre que se le dio al evento de graffiti mediante el cual, años anteriores, graffiteros de distintas partes del país, convocados por el necochense Little Foffo, pintaron uno de los galpones de la vieja estación de tren, el anfiteatro del parque Miguel Lillo, y el edificio del complejo Jesuita Cardiel, entre otros imponentes murales.
El evento nacido en la ciudad de Necochea, es uno de los eventos independiente mas grandes de Argentina en lo que refiere a cultura urbana y graffiti, solo lleva 3 ediciones y ya tiene relevancia en Latinoamérica, en su última edición de los días 10, 11, y 12 septiembre del 2016 participaron 120 artistas de: Uruguay, Paraguay, Brasil, Rio Gallegos, Neuquén, BS AS, Santa Fe, Misiones, Chaco.
Uniendo Piezas IV Se llevará a cabo los días 15 - 16 - 17 de septiembre en el Parque Vicario de la Ciudad de Posadas Misiones Argentina, es un encuentro de graffiti en el que participarán artistas de diversos puntos del país e invitados internacionales.
Los objetivos del evento son rescatar espacios públicos, unificar la cultura del arte urbano, crear puentes entre artistas de todo el país y de Latinoamerica, poner en valor al graffiti y al arte urbano como herramientas transformadoras sociales. Convertir el Parque Vicario en una Galería a cielo abierto, y de este modo aportar a la cultura de la ciudad de Posadas.

ARTISTAS,GRAFFITI Dame (Bs. As), Samir (Chile), Hudhen (Brasil), Little Foffo (Bs. As), Piki (Bs. As), Dusk 187 (Paraguay), Cups (Bs. As),Robe(Bs.As)Grito(Bs.As), Ares (Paraguay), Head (Chubut), Oz (Paraguay), Rayo (Bs. As), Teko (Entre Rios), Tenam (Chile), Shulean (Bs. As), Bardo (Neuquen), Walter Pato (Corrientes), Matwas (Corrientes), D Ramone (Corrientes), Flis (Chile), Min 8 (Uruguay), Conde (Uruguay), Mr Zip (Chile) Maniatic (Misiones), Trazo (Misiones),Juanis (Misiones), Joaquin Benitez (Misiones), Tu Waina(Misiones), Mago (Misiones), Sike (Misiones), Maticus (Misiones), Ironic(Misiones), y Azida (Misiones).
MÚSICA en VIVO y Dj´s Wincha, Tubicha, Killato, Musgo, Payé, Trap Laidys, Lacallebeat, Harry Fank, Terook, Monjes del Monte, Ajitawira, Goodcalaña, Selector XL, Cru(Necochea)
Además del encuentro de arte urbano se llevará adelante un Taller de Lettering, una Feria Consciente, Demos de Skate y Bike, Demo de Freestyle (Big Flow).
También habrá una fiesta, Ruidoblicuo presenta "FESTYLERA" el Viernes 15 de Septiembre en Dynamo Entertainment Bar (Av. Uruguay 3530) en vivo Maria Prima (rap) y Cissa Chechi (rap) Dj`s Lacallebeat (rap) y Musgo (glitch hop/breack beat).
El Uniendo Piezas 4 es organizado en Misiones por Vandals Tatoo & Graff Art / Oblicuo Diseño & Ruidoblicuo / Grap Arquitectura y Construccion.
El lado solidario del evento constará de un espacio para recolectar alimentos no perecederos que serán destinados a paisanos de la Comunidad Mbyá.
Los organizadores explican que el evento es autogestionado de forma totalmente indendiente por artistas para artistas y para toda la comunidad. Por ello solicitan colaboración para los insumos: pintura latex de exteriores (cualquier color y cantidad nos sirve), rodillos y pinceles; mercaderías para poder cubrir los almuerzos de los artistas por tres días y también la merienda (facturas, frutas, etc). Para colaborar se pueden comunicar al celular (0376) 154929773.


viernes, 1 de septiembre de 2017

Graffiteros argentinos for export

De Túnez a Londres, de China a los Estados Unidos. Quiénes son los 5 referentes del muralismo callejero local convocados para firmar sus obras en grandes ciudades y aldeas en vías de extinción.
Al igual que sucede en las ciudades más trendy del planeta, Buenos Aires experimenta un boom del muralismo callejero, cuya calidad expresiva ya ha sido validada por la academia, los vecinos, las autoridades municipales, los galeristas e incluso, los coleccionistas. Ahora, esa onda expansiva se proyecta al mundo.
Quiénes son los 5 referentes locales convocados para firmar sus obras en espacios públicos de grandes ciudades pero también en aldeas en vías de extinción alrededor de todo el planeta.
1º Mar­tín Ron
Na­ci­do en Ca­se­ros, en el Par­ti­do de Tres de Fe­bre­ro, fue uno de los pri­me­ros que pin­tó un mu­ral de gran­des di­men­sio­nes en la ca­pi­tal ar­gen­ti­na: en un pla­no de 412 me­tros cua­dra­dos, a pa­sos de la se­de Dra­go de la Uni­ver­si­dad de Bue­nos Ai­res, hi­zo una ima­gen su­rre­a­lis­ta que cap­tu­ra mi­ra­das. “Si es in­te­re­san­te pin­tar ca­da vez más al­to, tam­bién lo es pin­tar más le­jos”, plan­te­a. En 2013, el mis­mo año de aquel mu­ral, via­jó a Chi­le y lue­go a Gran Bre­ta­ña, con­vo­ca­do por Stre­et Art Lon­don. “Te tras­la­dás con tus pin­tu­ras y tus ide­as. Lo úni­co que no te­nés es la pa­red. El lu­gar más in­só­li­to lo ha­ce más es­pe­cial. Ca­da mu­ral es una nue­va aven­tu­ra, sea en un ba­rrio de Bue­nos Ai­res o en Tai­lan­dia”, afir­ma.
En­tre sus 300 obras, a Ron se le cuen­tan va­rios mu­ra­les por­te­ños ya icó­ni­cos, co­mo la im­po­nen­te tor­tu­ga ma­ri­na que pin­tó en Ba­rra­cas y el re­tra­to de Car­los Té­vez en Fuer­te Apa­che. En el ex­te­rior, su cre­a­ti­vi­dad que­dó plas­ma­da en pa­re­des de Ma­la­sia, Bél­gi­ca, los Es­ta­dos Uni­dos, Es­to­nia e In­gla­te­rra. De ado­les­cen­te, Ron “sa­lía a lle­var los es­ca­sos co­no­ci­mien­tos que te­nía de di­bu­jo y pin­tu­ra a la ca­lle”. Cuan­do cre­ció, el mu­ra­lis­mo no es­ta­ba de mo­da, pe­ro apa­re­cie­ron al­gu­nas pro­pues­tas pa­ra em­be­lle­cer su ba­rrio. Hoy, el artista urbano re­fle­xio­na: “An­tes te­nía que to­car tim­bre pa­ra pe­dir per­mi­so. Hoy me man­dan men­sa­jes por las re­des so­cia­les pa­ra ofre­cer­me pa­re­des”.

2º Da­vid Pe­tro­ni
Em­pe­zó a pin­tar sien­do ado­les­cen­te en Vi­lla Mai­pú, San Mar­tín, don­de vi­ví­a. Lue­go se con­vir­tió en es­tu­dian­te de Di­se­ño Grá­fi­co y Be­llas Ar­tes, eta­pa en la que pa­só a la ac­ti­vi­dad in­do­or. De via­je rum­bo a Bra­sil, la ae­ro­lí­nea ex­tra­vió sus te­las y se en­con­tró só­lo con sus pin­tu­ras: en ese mo­men­to, vol­vió a la ex­pre­sión ca­lle­je­ra. “Los via­jes te van trans­for­man­do. Re­gre­sé con la ca­be­za cam­bia­da y la ciu­dad es­ta­ba más dis­pues­ta al ar­te ur­ba­no”, re­cuer­da. En 2016 lle­gó una aven­tu­ra por Eu­ro­pa, de tres me­ses y me­dio, que em­pe­zó pla­ne­a­da por Pa­rís y Lis­boa pe­ro que lo ter­mi­nó lle­van­do tam­bién a Ro­ma y Gdansk, Po­lo­nia, en don­de de­jó sus co­lo­ri­dos y geométricos mu­ra­les.
“Voy com­pro­ban­do que el hom­bre es si­mi­lar en su par­te esen­cial. El con­tex­to im­por­ta en de­ter­mi­na­das oca­sio­nes, en la in­te­rac­ción de la obra, en los otros es­tí­mu­los vi­sua­les que hay. En Po­lo­nia pin­té en una ciu­dad a ori­llas del Bál­ti­co que la mi­tad del año es­tá ne­va­da. En­ton­ces, pen­sé có­mo mis co­lo­res po­dí­an in­te­rac­tuar con una ciu­dad blan­ca”, ex­pli­ca quien en agos­to pa­sa­do ter­mi­nó una pa­red de 11 me­tros en la vi­lla 1.11.14.

3º Ever
La agen­da de Ni­co­lás Ro­me­ro –E­ver en su fa­ce­ta de ar­tis­ta– in­clu­ye mu­ros al­re­de­dor del mun­do a los que se acer­ca con una grúa pa­ra de­jar allí su obra. “Em­pe­cé a pin­tar de ma­ne­ra ile­gal, pe­ro no me gus­ta­ba el pe­li­gro que im­pli­ca­ba. Sen­tía que po­día ha­cer ar­te pú­bli­co des­de otro lu­gar”, re­cuer­da so­bre las sa­li­das que ha­cía por Con­gre­so, Ba­rra­cas y La­nús. En 2009 via­jó a Eu­ro­pa y vi­vió de cer­ca el mo­vi­mien­to del ar­te ca­lle­je­ro fran­cés, del que to­mó el dis­cur­so po­lí­ti­co re­fle­xi­vo. “Pa­ra mí, pin­tar en la ca­lle es una in­ves­ti­ga­ción so­cio­ló­gi­ca cons­tan­te. No hay que to­mar­lo me­ra­men­te co­mo al­go lin­do. Eso va a per­te­ne­cer a la gen­te, el ba­rrio. La ca­lle es don­de nos que­ja­mos y las pa­re­des es­tán he­chas pa­ra ser es­cu­cha­das”, ex­pli­ca.
Lo in­vi­ta­ron a Art Ba­sel pa­ra par­ti­ci­par del pro­yec­to que lo lle­vó a pin­tar en Wynwo­od, el ba­rrio de Mia­mi co­pa­do por la mo­vi­da del stre­et art. Mé­xi­co, Aus­tra­lia, Es­pa­ña, Ca­na­dá, Aus­tria y otras ciu­da­des de los Es­ta­dos Uni­dos (Cle­ve­land, Chi­ca­go, Ari­zo­na), en don­de tra­ba­ja con al­gu­nas ga­le­rí­as, for­man par­te de su tra­yec­to­ria. “Uno de­ja su in­ter­pre­ta­ción, que tie­ne que ge­ne­rar pre­gun­tas porque, como artista, no bus­co dar res­pues­tas”, de­fi­ne. Sus mu­ra­les no lle­van fir­ma por­que es­tá con­ven­ci­do de que, una vez que los ter­mi­na, ya no le per­te­ne­cen.

4º Pum Pum
Una es­cue­la pri­ma­ria de Lis­hui, en el su­ro­es­te de Chi­na, lu­ce en sus pa­re­des a una ni­ña so­ña­do­ra. Has­ta ese lu­gar ro­de­a­do de bos­ques de bam­bú y cam­pos de lo­to lle­gó Pum Pum, una de las re­fe­ren­tes ar­gen­ti­nas de ar­te ur­ba­no. Accedió a esa zo­na ru­ral con­vo­ca­da por el pro­gra­ma Back to scho­ol, que reu­nió a 15 ar­tis­tas de di­fe­ren­tes pa­í­ses del mun­do pa­ra pin­tar imá­ge­nes mo­ti­va­do­ras pa­ra los pe­que­ños es­tu­dian­tes. Y ha­cia allí em­pren­dió una nue­va ex­pe­rien­cia fron­te­ras afue­ra. Un pro­yec­to si­mi­lar la lle­vó a la is­la de Djer­ba, en Tú­nez, en don­de se en­con­tró con co­le­gas de to­do el mun­do pa­ra pin­tar es­ta­ble­ci­mien­tos edu­ca­ti­vos en el pe­que­ño pue­blo de Erriadh.
Pum Pum cre­ció en un ho­gar en el que el ar­te for­ma­ba par­te de la co­ti­dia­ni­dad, es­tu­dió Di­se­ño Grá­fi­co y en­con­tró el mu­ra­lis­mo en el ca­mi­no. “No lo nie­go: me gus­ta­ba di­bu­jar, pe­ro no pen­sa­ba en que fue­ra una pro­fe­sión pa­ra to­da la vi­da. Has­ta que lo que ha­cía co­men­zó a re­per­cu­tir, a te­ner una co­ne­xión sen­si­ble con quien lo re­ci­bí­a. Eso ge­ne­ra una on­da ex­pan­si­va, por­que va­lo­ro mu­cho lo que le pa­sa a quien lo ve y opi­na”, re­ve­la.

5º TEC
Eran los ini­cios de los ‘80 cuan­do re­ci­bió, co­mo re­ga­lo, un li­bro que com­pi­la­ba los gra­fit­tis de Nue­va York. Sin In­ter­net, só­lo con esas imá­ge­nes en pa­pel co­mo re­fe­ren­cia, TEC y un ami­go em­pe­za­ron a ha­cer sus pri­me­ras pin­ta­das en las ca­lles de la ciu­dad de Cór­do­ba, don­de vi­ví­an. Unos años des­pués, mien­tras es­tu­dia­ba Di­se­ño Grá­fi­co en la UBA, y de­di­có su tiem­po es­pe­cial­men­te al cam­po au­dio­vi­sual. En 2001, en me­dio de la cri­sis del pa­ís, vol­vió a sa­lir en gru­po pa­ra pin­tar pla­zas “y po­ner­le un po­co de on­da y co­lor a la si­tua­ción, con una es­té­ti­ca naif, cer­ca­na al di­se­ño grá­fi­co. Eso me pu­so de vuel­ta en la ca­lle, me de­vol­vió al stre­et art”, re­co­no­ce en su fla­man­te es­tu­dio en Vi­lla Or­tú­zar.
Años más tar­de, una ga­le­ría de ar­te de San Pa­blo lo in­vi­tó a una re­si­den­cia de dos me­ses jun­to a ar­tis­tas de to­do el mun­do: ese fue el ini­cio de su vín­cu­lo con la ca­pi­tal fi­nan­cie­ra de Bra­sil, ya que des­pués lle­gó una ex­po­si­ción en el Mu­seo de Ar­te paulista. En esa urbe, donde ahora vive, pin­tó el mu­ral más gran­de hasta el momento, jun­to a una au­to­vía de la zo­na co­no­ci­da co­mo Min­ho­ca­o. La pa­red la­te­ral de un edi­fi­cio de 18 pi­sos –60 me­tros de al­tu­ra– ex­hi­be su in­ter­pre­ta­ción del vín­cu­lo en­tre el hom­bre y la me­ga­ciu­dad.

Bonus track
  • graffitimundo es una organización sin fines de lucro dedicada al apoyo y la promoción de la escena local de arte urbano y los esfuerzos individuales de sus artistas, cuyas historias, visión y motivación son reveladas al mismo tiempo que se descubren sus obras más emblemáticas en la ciudad de Buenos Aires. Algunos de los programas disponibles, sólo en idioma inglés y en recorridos a pie y/o vehículo que se extienden durante un mínimo de tres horas, son: Walking Tour, que conduce a través del emergente Villa Crespo hasta el consagrado Palermo Soho (u$s 18); North City Tour, una exploración profunda de las paredes intervenidas en Colegiales, Chacarita, Villa Crespo y Palermo (u$s 30 en minibus con aire acondicionado); South City Tour, que se adentra en las otroras áreas industriales de La Boca y Barracas (u$s 30). Todos requieren inscripción previa online.
  • Galería Unión es el único espacio expositivo dedicado exclusivamente al arte urbano en la ciudad y gestionado por sus protagonistas. Ubicada en Palermo Soho, programa muestras temporarias y también brinda la posibilidad de adquirir obras en pequeño formato.
La versión original de esta nota fue publicada en la edición 185 de Clase Ejecutiva, la revista lifestyle de El Cronista

jueves, 27 de octubre de 2016

Proyecto Persiana, una forma de dar color a las ciudades





“La idea es que todo el que pase le dé significado a la obra”, dice Santiago Cavanagh, artista plástico de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Contra el prejuicio con que carga el arte del graffitti, dos jóvenes artistas porteños decidieron salir a pedir permiso para cambiarle la cara a las monocromas cortinas metálicas de los comercios de la Ciudad. De eso se trata Proyecto Persiana, de Santiago Cavanagh y Milagros Avellaneda.

“En 2014 me mudé al barrio de Congreso, cuenta Santiago Cavanagh, alma mater del proyecto y licenciado en Economía Empresarial por la Universidad Di Tella, especializado en Negocios de Arte, es una zona muy comercial, con Libertad, la calle de los joyeros, Talcahuano, la de la música, etc. Durante el día hay mucha actividad y mucho caos, pero una vez que se cierran las ventanas, cada noche y, todo el día los fines de semana,  el paisaje es gris, desértico. Siempre que volvía a casa mirando las persianas bajas, y en su mayoría vandalizadas, pensaba: algo hay que hacer”.

Ante ese panorama, y después de una serie de “afortunadas casualidades”, a mediados de julio de 2015 nacía Proyecto Persiana, bajo tres objetivos fundacionales: transformar las persianas de Buenos Aires, embelleciéndolas a través del arte; generar un espacio para los artistas, y, también, revalorizar el arte urbano, muchas veces desprestigiado o asociado al vandalismo.

No todos los sectores y cuadras de la Ciudad de Buenos Aires resultan vistosos y muchos edificios y locales están deslucidos. Santiago Cavanagh, un joven artista del barrio de San Nicolás, sintió la necesidad de embellecer el gris de su zona y propuso, junto a Milagros Avellaneda, el Proyecto Persiana. Su objetivo: transformar la Ciudad a través del arte.

Proyecto Persiana fue creciendo, recuerdan sus precursores, desde aquel 27 de septiembre de 2015 cuando decidieron salir a dejar su huella en las cortinas de locales comerciales del centro porteño. Hoy cuentan con más participantes, muralistas y graffiteros, y algunos recursos por donaciones, para también revalorizar el arte urbano y dar crédito a los artistas.

 “A partir de un trato con los dueños de los locales, su permiso y consentimiento, comenzamos a pintar”, explica Milagros de 24 años. Por lo general, agrega, la recepción es muy buena. “Cualquier cosa es mejor que una persiana gris vandalizada”. Además, al concluir el trabajo, los participantes se encargan de limpiar las veredas y los mármoles manchados.

Pero el arte en las persianas, explican, no es sólo para sus dueños. “La idea es que todo el que pase por ahí, vea la obra y le dé un significado”. La noche de estas cuadras de Buenos Aires definitivamente ha sido transformada. Por ejemplo, quien camina por la calle Libertad, se ve inmerso en el océano y la selva, en Talcahuano, la temática es la música y en la calle Uruguay no podía faltar el Carnaval.

Incluso la respuesta por parte de los vecinos es alentadora y muchos lo expresan a través de la página de Facebook del proyecto: “Soy vecino de la calle Uruguay y Perón donde pueden ver esta maravilla. Hasta hace poco las persianas de mi ciudad no me decían nada. Ahora tienen un color, símbolos y mensajes que me permiten cada día dialogar con ellas. Gracias”, dice una de tantas publicaciones.

Los jóvenes artistas realizan también un seguimiento del estado de las obras y los resultados han sido positivos. “Otros graffiteros respetan el arte, hasta ahora no han vandalizado”, celebran. En este sentido, el proyecto busca también romper con un preconcepto masivo frente al graffiti. Aquí el arte y las formas de expresarlo son respetuosos del entorno.

Proyecto-PersianaEl siguiente paso de Proyecto Persiana es salir del centro porteño y darle vida a los barrios más carenciados de la Ciudad, como las villas. De a poco, pincelada a pincelada, la contribución de estos artistas se expande para hacer de nuestras calles lugares más lindos, alegres y llenos de sentidos positivos.

Podés encontrarlos en:
Instagram: proyectopersiana

Fuente VPJ
 

lunes, 29 de agosto de 2016

Javier Quintana: El que pinta las pasiones de los rengos

Javier Quintana: El artista callejero que pinta la pasión de los seguidores de La Renga

La pasión es eso que empuja a los jóvenes (y no tanto) a seguir a una banda cuando sale de gira. No hay forma de describir esa pasión, que se expresa en cantitos, tatuajes, remeras. Y en el caso de Javier “Locura” Quintana es en pinturas.

Javier Locura sigue en la ruta a La Renga desde el 2013 y desde principios del año pasado decidió plasmar con su arte lo que le genera la banda en los shows en vivo. Llegó a Posadas con su hijo y sus pinturas, frente a La Bionda donde hicieron la previa Motorkraf y Maldito Veneno regaló su arte en la tarde del sábado. Dos cuadros un terco y una terca muy especial.

La Renga es sin dudas la banda de rock más convocante del país. Seguidores de todo el país llegaron para el banquete en el club Atlético Posadas. Entre ellos se palpita ese sentir que movilizaba a las “Tribus Urbanas” que seguían a Patricio Rey y sus Rendonditos de Ricota de provincia a provincia para ver cada show.

Los que llegaron a Misiones siguiendo a La Renga muestran un sentimiento similar al que tenían Los Rendondos. Magia, fanatismo, genuino y muchos otros atributos más pueden dar vueltas por el fenómeno que tienen algunas bandas de rock, y que la Renga lo supo conquistar y en esta nueva gira lo ratificó.


Quintana explicó que “Locura” es por su forma de ser “de no parar nunca, de hacer una cosa tras otra. Que se yo, de subirme a un monumento a colgar una bandera. Cosas así que fluyen en una gira. Y la adrenalina que te da la gira y la previa, lo que te produce la gente y la banda”.
Este artista urbano plantea que la mejor forma de mostrar como La Renga le abrió la cabeza es “pintado un mural” antes de cada show al que asiste. Javier deja su huella en cada previa a los banquetes de La Renga, y a través de su arte expresa sus sentimientos más puros hacia la banda de Mataderos.

La Renga me abrió el corazón y la cabeza” afirma Javier mientras sostiene con una mano un pincel con el cual da forma a la pareja de Tercos. Una manera, su manera, de plasmar con arte lo que genera en él la banda de Mataderos, la que sigue a todos lados dejando su propia huella.

Esa huella, su huella, que le permitió explorar mundos nuevos dentro del mundo que es La Renga. Desde Navarro (Buenos Aires) cuando los vio por primera vez en vivo, hasta Posadas (el más reciente de los shows). Él retrata el sentimiento de los fans en murales que se roban la atención en las inmediaciones de cada show de Chizzo Nápoli, los hermanos Tete y Tanque Iglesias.


Deja en claro que “lo importante es la banda, es escucharlos y cantar y sentir esa energía en el pecho al escuchar la Libertad
> pogueando con la gente”. De paso por Posadas, Javier se prestó a conversar en plena previa al banquete en la tierra colorada.
Es quien eternizó la frase “Tengamos un banquete en paz”, luego de la muerte, por distintas causas, de Ismael Sosa en Villa Rumipal y Tomás Contreras en Bragado, habló de sus inicios en el arte, su llegada a La Renga y lo que generan sus pinturas.

Valoró la amistad que se genera en las previas, “esa energía, esa locura que se desata acá es asombroso”. Hay quienes lo conocen solo por las redes sociales y al verlo lo saludan como viejos conocidos diciendo “eh vos sos Javier, que groso” y lo abrazan pidiendole una foto-

Recordó que esta idea de pintar por y para el rock surgió casi de casualidad, una casualidad que lo llevó a sitios impensados en estos años. Explicó que fue siguiendo a La Renga, puntualmente en el show de Villa Rumipal (Córdoba). “Fui a un banquete, no tenía nada que hacer y tenía la necesidad imperiosa de expresar algo. Me llevó a un graffitti y después a otros y nada. Después en diciembre me vi pintando con ellos en el escenario”.

Explicó que esto se da porque “las obras les llegan a la gente, porque sino fuese por ellos, hubiese quedado en esa anécdota de Rumipal y yo seguiría haciendo otra cosa. Yo creo que pinto banners a la alegría de la gente”.


Reconoció que “no sigo a La Renga de toda la vida”. Pero aclaró que si es del barrio. Este pintor de 41 años comenzó a verlos en vivo desde el año 2013 y desde allí la pasión por la banda prendió en él.
Agradeció el reconocimiento de los fans de la banda a su arte y remarcó que más allá de los elogios y las cosas que han surgido “solo soy un tipo de barrio que expresa en murales el sentimiento que despierta en mí La Renga”.

Afirmó que La Renga “le hace música al arte, están continuamente bombardeando con el arte infernal”. Y luego explicó que “al arte de ellos yo lo hago mutar, porque consideró que cuenta muchas más historias, de lo que la aparente imagen estática da. Por eso la saco de ese lugar la fusiono con otras y eso le llega a la gente”, dijo Javier siempre con La Renga sonando de fondo.


Reconoció que sus Tercos son diferentes, porque tienen los ojos abiertos y la boca no está cosida. “Porque no le tienen miedo a los malos espíritus, sino que lanza en mano los enfrentan y gritan al mundo su verdad, mirando hacia el frente”, dijo.

Cuando uno lo ve pintar se da cuenta que lo hace “con pasión”, la música de La Renga lo lleva a plasmar con colores sus emociones. Le surgen collages de imágenes que reflejan ese amor por la banda. En Posadas pintaba mientras llegaban los fans y entre saludo y abrazo le mostraban algún escracho (tatuaje) hecho con sus dibujos.


Explicó que “lo que hago, me sale de manera inmediata. Es inspiración pura. Me dejo llevar por la música. En mi cabeza, las canciones son imágenes que canalizo con un pincel en la mano. Soy una representación gráfica de historias”. Este artista callejero que se ha ganado un lugar en el corazón de todos los rengos.

Arte Infernal con un pedido de Justicia:

En Posadas, los dibujos de Javier fueron más que especiales, porque además del tradicional Terco, se animo a hacer una Terca. Que represente al público femenino seguidor de La Renga.
Explicó que hace pocos días se enteró del caso de Ingrid una joven seguidora de la banda que hace un año falleció. "Todo apunta a que su asesino fue quien era su pareja" contó triste el artista. Quien lamentó que estas situaciones sean algo común en el país, por ello es que la Terca pintada en Posadas es tan especial.
Un grito de Justicia por Ingrid y por todas las victimas de femicidio.

Todas las fotos de la previa en AerosolesAnónimos 

miércoles, 3 de agosto de 2016

“Respiro” se estrenará en el festival Sitges en España



La 49ª edición del Sitges – Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya tendrá presencia misionera, con el corto “Respiro”. El Festival Sitgesse realizará del 7 al 16 de octubre en Barcelona. Allí el “Respiro” de terror en la selva misionera se estrenará junto a “31” de Rob Zombie.
De esta forma la producción misionera se suma a la grilla de films de terror, acción y thrillers recién salidos del horno se añaden a la programación, en una edición marcada por el 50 aniversario de Star Trek.
El Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya (Sitges) se realizará del 7 al 16 de octubre en Barcelona explicó Diego Bellocchio a MisionesOnline.
Cabe destacar que “Respiro” es el corto preparatorio que desde OtraEscuela casa productora hicieron para el proyecto en desarrollo del largometraje “MITRA”. Que quedó seleccionado en el concurso de desarrollo de proyectos “Raymundo Glayzer”. En noviembre se realizarán las clínicas Glayzer y de allí obtendrán financiamiento dos proyectos del NEA.
De esta forma la producción misionera se suma a la grilla de films de terror, acción y thrillers recién salidos del horno se añaden a la programación, en una edición marcada por el 50 aniversario de Star Trek.
Respiro es un trabajo realizado por los cineastas de forma totalmente autogestionada, el financiamiento surgió gracias a una venta de arroz con pollo y al trabajo de todos los directores, actores, productores, maquilladores y amigos que participaron en el corto.
Los creadores Diego Bellocchio y Yamila Barnasthpol anunciaron que “en los próximos meses nos verán haciendo diversas acciones comerciales para intentar juntar plata para ir a presenciar el estreno mundial a España. Sponsors, patrocinadores o demás personas que nos quieran donar dinero (eso incluye a mi familia), comunicarse por inbox.
Desde Misiones mandamos nuestro aporte al festival de género más importante del mundo. Lo ideal era arrancar por Sitges. Lo ideal está por pasar”.
“Respiro”, nuestro amado corto de genero se estrena finalmente y a nivel mundial en la sección Brigadoon, en competición, dentro del Premio Brigadoon Paul Naschy, de SITGES Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya.

“Un hombre lleva algo sangrando dentro de una bolsa. Otro hombre espera ese elemento para terminar un ritual ofreciendo el vientre de una joven al demonio cabeza de cabra para engendrar al futuro anticristo” esa es la trama que propone Otra Escuela para esta historia. El trailer de la historia ya está disponible para acercarnos a Baphomet y al anticristo.
Los productores misioneros volvieron a trabajar en una ficción, orientada al género del terror y el suspense, una forma muy original de mostrar el misticismo de la selva misionera.  La trama de la que parten los realizadores esta orientada a hablar del satanismo y la búsqueda de un anticristo a través de Baphomet el ídolo con cabeza de cabra que cautivó al célebre ocultista francés Eliphas Lévi.
El corto es la precuela de una historia mayor llamada “Mitra” con la cual los realizadores de OtraEscuela están concursando en el INCAA para obtener financiamiento nacional.
“Respiro” es un cortometraje de terror de seis minutos, es una creación de “OtraEscuela, Casa Productora”, escrito y dirigido por Diego Bellocchio (Pálido Indicio, Mañana Siesta Tarde Noche, OtroExtremo Misiones), con el objetivo de volver al cine de género ficción en la provincia. Los realizadores misioneros encararon la realización del cortometraje que está protagonizado por Lucas Perez Campo, Marcelo Magri e Irina Bonczok.
La producción general del cortometraje estuvo a cargo de Yamila Barnasthpol (OtroExtremo Misiones), con un financiamiento netamente independiente y se realizo en locaciones de Posadas. En cuanto al equipo técnico, el mismo estuvo integrado por técnicos de la provincia de Misiones.