lunes, 24 de octubre de 2011

Estos tiempos que corren



Mi Primera Censura

Quiero que este hecho sea el disparador de un debate en el ambito de la facultad y en la sociedad misionera acerca de la libertad de expresión, libertad de pensamiento y la incidencia de la religión en espacios laicos, en el Estado y en el arte.

En el marco de las Jornadas CruzaCALLE organizadas por los chicos de Trillo sustenthable y con el Aval de la Facultad de Artes de la Universidad Nacional de Misiones, me invitaron a pintar un mural en una pared de la institución.

La obra se llamaba "Jungle potentia" que quiere decir "El poder de la selva" en latín. Usé como fondo y textura una reproducción de una hoja de la biblia (colección de historias , leyendas y linajes tribales compilados por la casta sacerdotal Hebrea durante el "Exilio babilónico" y que constituye la fuente escrita de su poder religioso y político) ampliada a 2 x 1,70m, pegada con engrudo y encima le pinté con sintético en aerosol un Kurupi (uno de los siete monstruos legendarios, hijo de Kerana y Tau, de la mitología Guaraní cuya particularidad es tener un miembro viril muy prominente y se lo asocia a la sexualidad y la fertilidad).

Mi idea era contrastar dos mitologías, exaltando la cultura indigena local por sobre la cultura hegemónica colonialista evangelizadora que irrumpe con la llegada de los españoles a América.

A menos de un mes aparecio blanqueado, justo el día después de que unos (autodenominados) jóvenes cristianos presentaran una nota al Secretario de Asuntos estudiantiles con copia al Decano, solicitando retiren el mural "en cuanto les sea posible" por sentirse "indignados al ver representada la imagen de un mito de Misiones en textos de la Biblia, y que dicho graffitti haga referencia a una burla grosera de la Fé y que ésta persona nos ridiculice a todos los estudiantes que creemos".

El acto de Censura no tiene firma, nadie se lo atribuyó y tampoco existen testigos. El personal de seguridad no registró ningun incidente en esa semana.

El decano me dijo que la Facultad repudia el acto de censura (en estos días lo hará publicamente) y me van a permitir pintar nuevamente un mural en ese lugar.

No podemos permitir que la religión siga teniendo la incidencia que tiene y es una vergüenza y una pena que estudiantes de una Facultad de Artes no sean capaces de debatir y ante la falta de argumentos decidan censurar una obra artística.

Quiero que este hecho sea el disparador de un debate en el ambito de la facultad y en la sociedad misionera acerca de la libertad de expresión, libertad de pensamiento y la incidencia de la religión en espacios laicos, en el estado y en el arte;

Espero que aquellos cobardes que censuraron mi obra se sumen a debatir.

FADO

(Texto publicado por Fado en su blog: wwww.fumandoangeles.blogspot.com)

El hecho, movilización y junta de firmas mediante, culminó en que Fado volverá a pintar un mural. Pero queda igual el mal sabor de saber que en los años que corren sigue habiendo personas tan intolerantes y de mente tan cerrada que se toman el permiso de faltar el respeto hasta tal punto con su intolerancia y encima sin dar la cara -.-





Publicar un comentario