sábado, 27 de septiembre de 2014

Graffitis: “No hay mayor placer que hacer lo que no puedes hacer”



Frente a la pintada, el graffiti no se puede observar desde nuestra óptica. No se trata de “hablar de algo (para alguien)”;  es el deseo de “dejarse ver” (getting up) o, mejor todavía, de “hacerse ver“: “soy yo, estoy aquí, tengo un valor, entérate”, parece repetir una y otra vez el graffitista con sus graffiti.


Los “escritores” por un lado, buscan lugares de fácil acceso y débil riesgo para ser vistos por los transeúntes, cuanto más se vea su obra, mejor, ese es si objetivo buscado. Por otro, para el pintor de graffiti, los sitios serán tanto más valorados cuanto más difícil sea su acceso y mayor riesgo presenten pero sin duda,  sólo un tipo de público, sabrá apreciarlo.

Todos  utilizan espacios (muro, puerta, cartel…) “ajenos”: el autor de la pintada los escribe; el del graffiti se los apropia, su lema o forma de pensar es la siguiente: “aquí he pintado yo: este espacio es mío“. No espera ni pretende respuesta alguna por parte del observador.

Los graffiteros comparten rasgos que permiten que se les clasifique como una tribu urbana, cuentan con normas, un tipo de atuendo favorito, una determinada ideología y unos gustos artísticos y musicales, es decir, la impresión de ser “diferentes” y el deseo de mostrarlo.

El sueño del buen graffitero es su reconocimiento artístico y la gloria y, con ellos, natural pero secundariamente, el dinero; pero si abandona los muros, la calle, el anonimato, la clandestinidad, el graffiti ya no es graffiti; puede marcar un estilo artístico, una tendencia estética, un diseño moderno…, pero deja de ser graffiti.

Aquí unos apuntes que tenía guardado desde hace tiempo:


Partes de un Graffiti:

En el boceto de la imagen podemos ver las partes de las que se compone una pieza de graffiti. 
1. La forma propia de la pieza (por decirlo de alguna manera su alma o para materializarlo más, su esqueleto).
2. El relleno (visible o no), es decir un borde de unas letras en color en una pared blanca tendría como relleno de la letra el propio blanco.
3. El borde, que es lo que define la forma de la letra. A veces visible (en un wild style) o a veces invisible (en un estilo 3d).
4. El fondo, que a veces será la propia pared (diremos que no tiene fondo) y otras tendrá uno o varios colores.
5. La nube, que es un plano de color detras de las letras pero que no rodea toda la superficie alrededor (pueden ser formas circulares, cuadrados, estrellas y un sinfín de formas).
6. Power Line, una línea exterior al contorno que, generalmente sive para separar la pieza del fondo.
7. Brillo, líneas que dentro del relleno de la letra van pegadas o semipegadas al borde exterior de la misma.
8. Destello, que puede formar parte o no de los brillos e intenta emular un destello de luz.
9. 3D, que puede ser de muchas clases: a un color o a varios, con colores planos o degradados, con puntos, opacos, del mismo color que el borde, pueden ser también a modo de sombra paralela, llegar hasta el suelo, etc.
10. Remates, como los serif en las tipografías románicas, son pequeños adornos que no definen la forma de la letra pero si la estilizan, la compensan o la hacen más estable.
11. Conexiones, son formas que unen unas partes de la letra con otras pero no forman parte de las letras (a veces si). Su finalidad es entrelazar las letras.
12. Flechas, que las puede haber de muchos tipos. A veces forman prte de la propia letra y otras solo como elementos aislados o a modo de adorno, a veces salen de las conexiones y otras de los remates. Otras veces forman parte del fondo, etc.
13. Firma del autor, ya que a veces lo que pone en la pieza no es el nombre del autor, sino una frase o palabra, por lo que éste estampa su firma para dar a conocer su autoría.
Puede haber más elementos que conformen una pieza de graffiti, puede que se me olvide alguno, y, por supuesto, ninguno de ellos es imprescindible a la hora de realizar una obra.

 


Publicar un comentario