domingo, 22 de junio de 2008

Graffitis ¿Arte o vandalismo?


Definitivamente es algo difícil de definir. Particularmente considero que tiene un poco de las dos cosas, porque es un arte, pero lo que lo hace más excitantes es su ilegalidad, y el reto que representa hacerlo desafiando a los demás, por eso se lo puede denominar arte vandálico o un vandalismo artístico.



El graffiti es una forma de expresión urbana nacida en USA en los años `60 a fines de esa década fue tomada por los grupos juveniles de Europa como arma política, a través de las pintadas de consignas de lucha y resistencia.

Lo que tienen en común el graffiti, el esténcil y las pintadas son que deben hacerse de forma ilegal, dejando impresas con pinturas en las fachadas o paredes de los espacios públicos una consigna o una imagen, la cual tiene una significación para el realizador y a través de el intenta dar al transeúnte una cosa en la cual pensar.

Como todo lo que va en contra de las estructuras el arte urbano siempre fue considerado dañino por un sector de la sociedad. La cual lo calificó de nocivo y violento. Suprimiendo el carácter artístico de algunas obras y generalizando todas las formas de expresión urbana como si fuesen una misma cosa.

La posición de los grafiteros puede resumirse en estas palabras: que su intención es embellecer las ciudades: “hay espacios que están muy deteriorados y en abandono que queremos adornar. Tratamos de transmitir a otras personas que esto es cultura y lo que queremos es expresarla”


Desde mi posición como futuro comunicador social planteo que tendríamos que pensar de la siguiente forma
“La expresión urbana es un arte donde reflejan lo que sienten, pero si se da el caso de expresiones corporales obscenas o que inciten a la violencia, entonces si se pueden delimitar su proliferación”.



Terminologías comunes de los grafiteros

Style wars: guerras de estilos.

Master pieces: piezas maestras.

Bubble letters: letras pompa.

Throw up: vomitados.

Wild style: estilo salvaje.


Publicar un comentario