miércoles, 5 de febrero de 2014

El arte urbano como forma de expresión



El artista plástico Bernardo Neuman indicó que le nació hacer este mural, porque vio como se pintaban las paredes de forma caótica. Sin embargo reconoció que el “yo soy un admirador (de estos artistas) mientras exista un respeto y una coherencia en la elaboración”. Valoró que los “artistas son espontáneos, la mayoría de ellos son autodidactas, tienen un manejo técnico que es a través de la práctica y eso e totalmente valorable”.
Reconoció que el único límite es cuando “se agrede a lo que existe o cuando se comienza a llenar de signos y símbolos que son ininteligibles o que para el común de la gente no representa nada. O cuando destruyen una pared que puede ser de ladrillos vistos o recién pintados y que pueden ensuciar la pared o muro”.
Apreció que el Street art (arte urbano) es reconocido en el mundo por la calidad y expresividad de los trabajos, sin embargo lamento que en algunos casos se utilicen los grafitis como forma de marca para expresar que alguien paso por un lugar. Lamento que en muchas paredes existan pintadas de frases que solo importan al que quiso dejar su marca. Lo diferenció de los murales que buscan embellecer a la ciudad.
Neuman reconoció la calidad de artistas como Fado, el colectivo de NOLUP, o Azida o Ironic. Los llamo a unirse para hacer proyectos conjuntos para hacer murales para embellecer a la ciudad, pero en un contexto de trabajo coordinado y ordenado (para no caer en el caos y el vandalismo).
Paralelamente a esto Ferdmann valoró que haya muchas jovencitas que se sumen al Street Art porque indicó que “en el arte todos somos iguales”. Valoró que haya artistas que se dediquen a embellecer las paredes de la ciudad, más en las zonas más desfavorecidas de la ciudad, porque da un toque de belleza que rompe con la cotidianeidad. 

(ampliaremos) 



El arte para embellecer la ciudad y crear conciencia
Los artistas plásticos Carolina Ferdmann y Bernardo Neuman llevan adelante un proyecto en la zona del nuevo parque recreativo frente a la playita del Brete. Este mural busca embellecer la zona de juegos de los niños y a la vez generar conciencia el edén que es la selva misionera. El mural se llama “el jardín encontrado” y tiene unas dimensiones que impresionan 40 metros de largo por tres de altura.
Este lugar de sueños y alegrías nació cuando Neuman vio como no se aprovechaba este espacio, e inclusive vio algunas intervenciones (pintadas) que en vez de dotar de más belleza, solo quedaban como marcas de algún visitante casual. Por ello presentó un proyecto para crear este “jardín encontrado” donde con humor y algo de ironía se pueda mostrar unas imágenes cuasi lúdicas que integran nuestra selva y animales autóctonos.
El proyecto comenzó a gestarse en el mes de enero. Con la ayuda de la artista Carolina Ferdmann y el acompañamiento de Alfredo Maidana; Belén y Cristian Sena buscaron plasmar belleza y colorido en esta parte de la ciudad. Además de dotar de una obra artística, la búsqueda es generar conciencia de lo bello de nuestra provincia, así como lograr que los misioneros reconozcan, valoren y aprendan a cuidar la fauna autóctona.
El extenso mural plasma la policromía de la selva, el frescor de las aguas y saltos; la belleza de los animales. Toda una muestra de la naturaleza viva, esa que es el mayor recurso de Misiones. Para los artistas el humano se integrará como espectador, viendo el mural y preguntándose cuál es nuestro lugar y cómo podemos preservar esa belleza.
“Este mural integra a los distintos personajes de la selva misionera, de forma lúdica y apunta a la niñez, porque sabemos que los chicos también se integran sin tener en cuenta de donde son” explicó Neuman. Valoró el acompañamiento de Ferdmann y los otros artistas que le ayudan a plasmar la belleza natural de la provincia.
Neuman explicó que la obra ya está concluida en un 80 por ciento y para el domingo próximo esperan concluirla.


Publicar un comentario